Buenas prácticas en el uso de la webcam

  • Hacer uso de la cámara web únicamente con interlocutores de máxima confianza.
  • No hacer delante de ella nada que no se haría en público.
  • Mantener el buen estado del dispositivo en el que esté instalado la cámara web, para evitar la manipulación remota de nuestra cámara: sistema operativo actualizado, protección frente a virus y programas espías…
  • Deshabilitar la cámara cuando no vaya a ser utilizada. Para una mayor protección, es recomendable incluso emplear una pegatina o cinta adhesiva que cubra el objetivo de la cámara.
  • Si tenemos dudas acerca de si las imágenes que nos está enviando nuestro interlocutor son reales, o por el contrario se trata de una grabación, es recomendable que solicitemos que realice alguna acción o gesto que nos permita verificar que las imágenes están siendo emitidas en directo.
  • Utilizar cámaras con luz-piloto incorporada que nos indique si está grabando o no.