Buenas prácticas en Internet

  • Intenta aprender el funcionamiento de equipos, servicios… por los menos al mismo nivel que tu hijo/a.
  • Conoce lo que hace tu hijo/a en el ordenador, el teléfono móvil, la consola…
  • Establece tiempos, normas y limites.
  • Es recomendable que si los hijos se hacen una cuenta de correo sea “gratuita” y si los hijos son pequeños, debes conocer la contraseña.
  • Establece filtros de contenidos o utiliza herramientas de control parental.
  • Controla las facturas de telefonía, servicios de internet…
  • Utiliza señales y alarmas que le indiquen al adolescente que ha pasado su tiempo y debe desconectar.
  • No permitir estar conectado de noche.
  • Compórtate en internet de la misma forma que lo harías en la vida real.
  • Advertir al menor de los problemas de facilitar información personal.
  • Informa de que no todo lo que sale en Internet tiene que ser cierto.
  • Pide que se te informe de cualquier conducta o contacto que le resulte incómodo o sospechoso.
  • Es importante conocer con qué contactos intercambian información y comprobar que su actitud sea adecuada.