Google te conoce muy bien… más de lo que crees

La privacidad y la seguridad en la red son conceptos que nos preocupan cuando utilizamos cualquier servicio en internet.

Que no roben los datos personales de nadie y que la navegación sea segura en cualquier página o servicio es algo fundamental en una era, en la que rara es la persona que no guarda, usa o comparte información personal.

El uso y acceso a Gmail, Google Drive, Google Fotos, Youtube… sea a través de un pago o de manera gratuita, implica que Google almacene tus datos.

Gracias a este uso Google sabe qué páginas consultas en Internet, tus gustos, cuántos correos envías y recibes, qué vídeos ves en Youtube y mucha más información.

Por ejemplo, la compañía almacena información sobre todo aquello que buscas en Internet, además de en qué sitios entras, cuántas veces lo haces e incluso lo que te dedicas a hacer cada vez que visitas un sitio web. Todo ello le sirve a Google para ofrecer anuncios personalizados según los gustos y que estos surtan más efecto.

Esto no sólo sucede con su buscador o con Gmail, también con nuestras consultas y actividad en los otros servicios y dispositivos que ofrece la compañía y que hemos mencionado.

Para consultar todo el registro que Google ha guardado sobre ti, puedes pulsar en este enlace. Aquí encontrarás estadísticas de búsquedas y qué sitios visitas y puedes eliminar el historial que creas conveniente.